La “amenaza universal” que suponen los ciberriesgos.

La digitalización de la economía ha provocado la aparición de ciberataques o amenazas, lo que supone un reto desde el punto de vista de la seguridad.

Con el tiempo parece que ha aumentado la concienciación hacia estos problemas informáticos. Por ello, ha provocado que aumenten los mecanismos de protección: En 2017 el mercado mundial de seguros cibernéticos se situaba en torno 3.500 – 4.000 millones de dólares pero según los datos de Munich RE, se espera que la cifra siga aumentando hasta los 8.000 – 9.000 millones al año.

Uno de los grandes problemas de los ciberataques es la percepción errónea por parte de las personas, que sostienen la idea de que los delincuentes informáticos sólo buscan robar o bloquear a las grandes empresas. Sim embargo, muchos de estos  ataques son indiscriminados y mandados a miles de empresas por medio de un sólo click.

Según la última encuesta realizada por la empresa “SMB Cybersegurity” 4 de cada 10 pymes consultadas han admitido que al menos la mitad de sus sistemas se vieron afectados por algún ataque severo.

En cuanto al coste de los “ciberataques” el desglose puede incluir tanto pérdidas económicos cómo de clientes. En España, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) calcula que el perjuicio promedio se mueve entre los 20.000 – 50.000 euros.

Hace 20 años, AIG fue la aseguradora pionera en lanzar el primer “ciberseguro”, pero en la actualidad este mercado, ha evolucionado para poder adaptarse al tamaño de cada negocio.

Miguel Ángel Aguilar (director de Suscripción y Desarrollo de Hiscok) nos informa que este año , Hiscox ofrecerá un nuevo programa de “ciberformaciones” dirigidas a los mediadores colegiados que se impartirán en varias ciudades.

La evolución en España.

De acuerdo con las estipulaciones de think tank Thiber, el ritmo de contratación de “ciberseguridad” en España ha crecido exponencialmente en los últimos años. Según las investigaciones esta tendencia se mantendrá debido al aumento de la necesidad de protección informática.